Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

sábado, 31 de octubre de 2015

Publicidad "terrorífica".

Como estamos en el día de Halloween, podemos recordar unos anuncios "terroríficos" para estar algo a tono con esta fecha:

En esta publicidad de Estrella Damm un chico rescata a una chica de ser perseguida por Frankenstein. Está planteada de un modo muy original: el chico ve una película de terror mientras toma esta marca de cerveza (en la película es donde está la chica siendo perseguida por Frankenstein). A Frankenstein se le van los ojos detrás de la cerveza que le enseña el chico y termina chocando con la pantalla.
El eslogan de este anuncio fue "Hay que tener estrella" y es del año 1993:

(Fuente: You Tube)

Los Drakis y la Pandilla Drakis de Matutano parecían estar inspirados para esta fecha (de no ser porque cuando se empezaron a vender, allá por finales de los 80, la fiesta de Halloween aún era por aquí muy poco conocida). Los Drakis, con esa forma de colmillos, recordaban a unas golosinas que eran de fresa que vendían (y la verdad no sé si las siguen vendiendo) que eran muy parecidas, con la misma forma de colmillos para poner en la boca antes de tomarlas y "asustar". Este es uno de los anuncios de Drakis, del año 1992:


(Fuente: You Tube)

Un juguete que pretendía ser espeluznante y que finalmente resultó más gracioso que terrorífico fueron los Temblors. Venían encadenados, emitían un supuesto grito para dar miedo, y según decía su anuncio "nadie sabe de lo que son capaces". Pura parodia. La publicidad es del año 1991:

(Fuente: You Tube)

Puedo decir que supe lo que era la fiesta de Halloween gracias a la película de E.T., cuando esta fiesta aún no se celebraba aquí en España y vi en la película la escena en la que los niños iban disfrazados por la calle. Y la verdad es que aunque E.T. resulte simpático, esta película es una parte más de esta época del año. Este es un anuncio de 1990 en el que promocionan la venta en vídeo de E.T. (y su forma de presentarlo pareciera muy propia de José Luis Moreno: "Es cariñoso. Es listo. Es curioso. Es bueno. Es bajito ...."). No sigo ¿verdad? Todavía quedan unos cuantos calificativos más  que están en esta publicidad:

(Fuente: ABC)

"Monstruo por fuera, blandi por dentro": eran los Blandi Monsters de Mattel, unos muñecos que soltaban blandi por los ojos (en teoría para dar miedo). Este es el anuncio, de 1990:


(Fuente: You Tube)



sábado, 24 de octubre de 2015

Productos olvidados.

Estos son algunos de los productos con los que no les fue bien a marcas como Bimbo, Apis o Dodot, que intentando dar más variedad, la suerte no estuvo de su lado.

Hace años (más o menos en la década de los 70) era posible hacer una botellona de Bimbo. Y aunque suene rarísimo porque esta marca se asocia con pan tierno, el osito que tiene de mascota, etc. Bimbo tuvo licores de los que en el presente casi nadie sabe nada, de no ser porque en internet aún quedan fotos que lo demuestran (debe ser raro escuchar eso de "se emborrachó de Bimbo"):



Pero los licores no fueron el único producto fracaso de esta marca. En un intento de competir con los Donuts de Panrico, Bimbo vendió en la segunda mitad de los años 80 otros donuts llamados Dupis:


Y al igual que los Donuts de Panrico daban pegatinas, los Dupis de Bimbo también las dieron. Pero tanta similitud no da la diferencia para hacer competitivo el producto, Donuts le llevaba mucha, demasiada ventaja y el intento de Bimbo por nivelarse a Donuts no prosperó. Este es uno de los cromos que dio Dupis:



Gallina Blanca, en 1984, vendió preparados para hacer helados, pero eran preferibles los helados industriales que ya venían hechos:


Puleva probó suerte lanzando una nueva variedad de sus productos y en 1980 tuvo su propia Leche Condensada. Su envase recuerda mucho al de la marca La Lechera, pero esta estrategia de similitud con el envase-producto que tenía la competencia, para así  captar clientes, no le fue bien a Puleva :


Los sesos de Apis son otro producto del pasado (por el aspecto de la etiqueta parece que estuvieron en venta en los años 60). Y para tratar de convencer pusieron en la etiqueta que "es un producto de gran valor alimenticio" ...:


Y en 1984 Dodot vendió un champú para bebés. La idea no fue mala, intentó ampliar la línea de productos que tenía, pero no tuvo suerte:





sábado, 17 de octubre de 2015

Los álbumes de cromos del pasado.

Estos son algunos de los muchos álbumes de cromos que regalaron Bimbo, Matutano, Clesa y otras cuantas marcas más en el pasado:

En 1979, a falta aún de videoconsolas y juegos electrónicos, a la marca Bimbo  se le ocurrió dar un álbum llamado "El libro de los juegos", que incluía en sus páginas diferentes juegos de mesa, instrucciones para hacer experimentos, cómo hacer juguetes ... Para aquella época fue bastante original porque no era el típico álbum para reunir pegatinas y ya, sino que tenía además una funcionalidad:





Clesa, en 1974, dio como obsequio el álbum de la película de Disney "Robin Hood" (y cada uno de los cromos tenía impreso "yogur Clesa", para no olvidar con qué marca se consiguieron...):




Y esta marca, un año después, dio el álbum de Heidi:



Fanta también tuvo un álbum, los cromos eran de plástico y circulares, venían en las chapas de este refresco. El álbum se llamaba "La vuelta al mundo en 80 dia ...positivas" y cada cromo tenía imágenes de los monumentos y paisajes más conocidos repartidos por nuestro planeta:




En los años 70 hubo una tendencia a regalar álbumes de cromos con temáticas de la naturaleza, de banderas de países, de inventos ...  bien para que los niños tuvieran interés en temas culturales o para que aprendieran mejor lo que veían en clase. Y siguiendo esta costumbre, las palomitas de maíz de Matutano dieron el álbum "Visita al zoo":




Y para que en un futuro los niños fueran seguidores de los Documentales de La 2, Panrico tuvo este álbum sobre el fabuloso mundo de los pájaros (año 1976):






sábado, 10 de octubre de 2015

Los antiguos sorteos de las marcas comerciales.

Viajes, dinero, televisores, ... eran algunos de los muchos regalos que han dado las marcas comerciales a través de sorteos. ¿Cuántas cartas se mandaron con cupones para participar en los sorteos de estos regalos imaginando conseguir uno de ellos?  Estos son los premios que en la década de los años 80 (y alguno que otro de los años 70) se repartieron.

Fanta, en 1987, hizo una promoción por la que en el tapón de cada una de sus botellas había un cromo de un personaje Disney. En total había 12 personajes diferentes, que al lograr completarlos (bebiendo Fanta de mañana a noche), esos cromos se ponían en un avión recortable por el que se participaba en un sorteo de un viaje a Disney World.
También podían salir en las botellas de Fanta tapones premiados con relojes y camisetas de los personajes Disney. Esta es una de esas promociones con apariencia de ser fáciles de conseguir, pero ¿cuántas botella de Fanta había que comprar para que salieran todos los cromos y además no fueran repetidos? ¿alguien logró viajar a Disney World ....?


Este otro premio es de Apis, del año 1976 y era de un viaje a Canarias en hotel de cinco estrellas con todo pagado y en la fecha que el ganador eligiera. El motivo del premio fue que a partir del mes de julio de aquel año el jamón york de esta marca no se iba a poder llamar así (ni idea de los motivos) y se hizo un concurso para "adivinar el nuevo nombre del cerdito", que resultó ser Magro de cerdo. Y entre quienes acertaron el nombre, hicieron un sorteo para hacer ese viaje:


En 1984 la marca de salsas Louit sorteó dos motos vespa y tres equipos de música:


En Burger King, por cada Coca-Cola o Fanta que se tomara, entregaban un vale para participar en un sorteo por el que podían tocar tres premios: un cofre de oro y alhajas que tenían un valor de un millón de las antiguas pesetas, viajes para dos personas al continente africano o compactos compuestos de TV, radio y cassette (el televisor de estos antiguos compactos era de tamaño pantalla de Game Boy y se sintonizaba fatal y además era en blanco y negro ...). Esto es del año 1981:


El café Monky sorteó en 1986 dos mil juegos de café de la Cartuja de Sevilla:


Y otra marca de café que también sorteaba premios era Nescafé, con sus famosos sueldos al mes para toda la vida y otros sueldos mensuales que sólo eran durante un año (estos son del año 1987):


(Fuente de los anuncios impresos: ABC).


sábado, 3 de octubre de 2015

Chucherías del pasado.

Tristemente ya no se encuentran en ninguna tienda ni kiosko algunas de las chucherías que más tomamos durante nuestra infancia. Recordamos algunas que estuvieron durante los años 80 y 90 y que han pasado luego a pertenecer a otras marcas o incluso han dejado de venderse.

Una de las golosinas preferidas en los años 80 eran los caramelos Chimos, que se caracterizaban por el agujero que tenían en el centro (el donut de los kioskos). Tenían cinco sabores: naranja, fresa, mora, piña y limón. Esos distintos sabores estaban distribuidos en el envase a capricho del fabricante  de tal modo que si un día se te apetecía el de fresa y el que estaba primero era de piña, tenías dos opciones: o sacabas todos los caramelos hasta encontrar el de fresa (y te quedabas sin envase) o había que esperar a tomar uno o por uno hasta que por fin apareciera el que más te gustaba ...


Más o menos por la década de los 80 salieron unos nuevos Chimos, los Chimos Mint, que eran todo pastillas de menta, pero la verdad imagino que fracasó porque de este nuevo sabor casi nada se encuentra ni se recuerda:


Y años después vendieron Chimos de goma, pero esta nueva característica le quitaba ese formato típico de caramelo duro con agujero con el que se le conocía de toda la vida y tampoco prosperó:


(Fuente: You Tube)


Finalmente (y tristemente) esta famosa marca desapareció en 2003 cuando la filial Joyco fue vendida a la estadounidense Wrigley. Desde entonces nuestros míticos Chimos han pasado a llamarse Lifesavers ... Un cambio de nombre puede hundir mucho la fama de un producto.

Otro más que famoso es el chicle Bang Bang, que era parecido a Boomer en cuanto a variedad de sabores (ambos tuvieron bastantes tipos de sabores para elegir, ¿os acordáis del sabor chocolate del chicle Bang Bang o el sabor cola de Boomer?), aunque el chicle Bang Bang tuvo la originalidad de aportar el sabor fresa-plátano (dos en uno). Se vendían de cinco en cinco. Era un chicle blando (más que Boomer), con el que se podían hacer globos enormes.Y al igual que los Chimos, se los quedó Wrigley, que era el primer fabricante de chicles del mundo, en el año 2003...


Este es uno de sus anuncios más conocidos:


(Fuente: You Tube)

¿Os acordáis de Push Pop? Era una golosina distribuida por Matutano, se trataba de un caramelo largo que estaba dentro de un envase de tal modo que cuando ya no se apetecía tomar más, podía guardarse. Era bastante pegajoso, empalagoso y del que sólo queda este anuncio con el eslogan "dale al Push Pop" (es del año 1994):

(Fuente: You Tube)

Sonric`s fue una marca que vendió diferentes tipos de golosinas (chupa chups, caramelos, ...) La que más recuerdo eran unos huevos de chocolate muy parecidos a los Kinder, que también tenían sorpresas en su interior, en este caso eran pegatinas de fútbol y también las hubo sobre personajes de las series de dibujos de la tele como los Looney Tunes o las Tortugas Ninja:


Tuvo álbumes de pegatinas con los que daban regalos al completarlos:



Esta marca estuvo durante los años 80 y 90. Ahora sigue en otros países, pero ya aquí no hay ninguna de sus golosinas. Lástima ...