Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

sábado, 28 de noviembre de 2015

Publicidad ridícula.

Anuncios algo cutres o engañosos los ha habido y sigue habiendo, pero con algunos han disimulado muy mal que el mensaje publicitario no tiene nada que ver a como es realmente el producto y en otros casos no es tanto que la publicidad sea engañosa, sino más bien mal planteada de modo que parece de chiste. Estos son algunos anuncios especialmente absurdos (bien por ser una gran mentira, bien por ser ridículos):

Según este anuncio, la colonia de moda era ...un "antiparasitario humano" ¿?¿? ......Era una publicidad de una loción contra los piojos, que la promocionaban de tal manera que parecía como si hubiera plaga, es algo exagerado ... Se hace absurdo y ridículo imaginar a una persona entrando a una tienda y diciendo "quisiera lo último en antipiojos para que mis hijos estén a la moda". Este es el anuncio, que no tiene desperdicio, del año 1975:


En 1978, una marca de televisores que seguía fabricándolos en blanco y negro, se negaba a adaptarse a los cambios y pretendió convencer de que los televisores en color eran inferiores a los del blanco y negro y puso un eslogan tan absurdo como este: "Televisores en blanco y negro Inter que triunfan en la época del color" y ahí se pone a soltar un rollo de todas las cualidades que tienen sus teles como si fueran inmejorables:


Los anuncios de juguetes también han tenido mensajes sin mucho sentido. Por ejemplo en este querían hacer ver que una muñeca de goma era parecidísima a un bebé de carne y hueso y para empeorar su más que absurda publicidad ponen imágenes comparativas entre la muñeca y una niña pequeña para que se nota más la diferencia (que supuestamente no existía) :


(Fuente: You Tube)

Según esta publicidad, las parejas de bailarines, patinadores y trapecistas que salen en las fotos, están en teoría unidos por una colonia (además de por arte, éxito, etc). Parece más una parodia que un anuncio (año 1975):


En este otro anuncio de televisores, cuando se ve la frase de "viva en color momentos como este" viene a la mente alguna imagen espectacular y lo que aparece como ejemplo son dos ardillas en un árbol. No es que tenga nada contra las ardillas, pero esta imagen no era la más adecuada para promocionar una tele a color (publi del año 1976):


¿Existen colonias nerviosas? Según este anuncio, sí (año 1970):






sábado, 21 de noviembre de 2015

Productos veraniegos adaptados al invierno.

Igual que en el verano muchos productos cambian sus cualidades o su forma de anunciarse por ser más de consumo para épocas de frío y necesitan estrategias para vender también en época de calor, hay productos tipicamente veraniegos que cambian su forma de anunciarse o sus cualidades para lograr venderse en invierno, como los siguientes:

El producto (o uno de los productos) con los que más asociamos el verano son los helados. Pero para conseguir ventas durante la época de frío, la Asociación Española de Fabricantes de Helados hizo este anuncio con el eslogan "es bueno comer caliente, es bueno comer helado" para que sus productos se siguieran incluyendo en el consumo familiar durante todo el año (la publicidad es de 1990):

(Fuente: ABC)

Siguiendo con las promociones que hacían con los helados, aquí hay un par de ellas más. Esta es de Frigo, del invierno de 1963, donde se anuncia la tarta familiar Frigo para las fechas navideñas. Se incluye el eslogan "productos Frigo, tan deliciosos en invierno como en verano":


Camy hizo en 1983 una felicitación navideña y de paso promocionó bombón glace como postre:

(Fuente: ABC)

Las bebidas también han tenido cambios para el invierno, como por ejemplo Cacaolat, que para el invierno de 1993 tuvo una campaña publicitaria al sacar a la venta Cacaolat Caliente (más que para el consumo en casa, fue orientado para el consumo en cafeterías y restaurantes):


(Fuente: You Tube)

Con la cerveza sucedió algo parecido. En este caso Cruzcampo, en 1980, vendió un tipo de cerveza llamada Extra-Braun que era para el invierno (producto que por cierto fracasó):

(Fuente: ABC)

Y en los años 70, aún no estaba muy extendida la idea de viajar en invierno, era algo más bien asociado al verano. Por eso, una empresa turística promocionó viajar en invierno mostrando las posibilidades que ofrecían para los turistas (aunque esa foto de personas con un paraguas no ayudaba a enganchar clientes). El anuncio es de 1973:





sábado, 14 de noviembre de 2015

La envidia en la publicidad.


Una táctica que han tenido (y siguen teniendo) muchos publicistas es la de querer hacer creer que quienes compren sus productos se convertirán en un número uno y serán la envidia de todos los que le rodean. De esta táctica publicitaria han salido algunos anuncios originales, otros parecidos a lo que se ve en el día a día y otros algo crueles. Estos son algunos anuncios en los que la envidia ha tenido un enorme protagonismo:

El anuncio del muñeco Gu-Gu de Berjusa estaba muy lejos de ser un ejemplo de ética. Esta publicidad podía traducirse como "compra este juguete, no para jugar con él sino para fastidiar a todas tus amigas":en el comienzo del anuncio llega una niña a casa de otra con un "alucina vecina" (frase que se hizo muy popular en aquella época) y le enseña ese nuevo juguete con todo lo que sabe hacer (termina desmayando de "coraje" a su vecina) y la niña se queda con una gran sonrisa de haber chinchado bien a la otra:



Este de Opel Kadett tiene un poco menos de "mala idea", es más bien simbólico: unos perros, que ladran y suben furiosos sobre este coche al verlo llegar, vienen a representar la envidia que puede tener toda la persona que vea a quien tiene este modelo de auto y también da una imagen de éxito y personalidad a quien lo conduce al no afectarle en nada que los perros lo sigan. El spot acaba con esta frase: "deja que los demás ladren, Kadett cabalga"


Los televisores han sido para los publicistas una excusa para dar envidia y la marca Sanyo aprovechó para decir más o menos algo así con este anuncio: si compra un televisor de 14 pulgadas y le toca el viaje a Rio de Janeiro que sorteamos, será la envidia de sus amigos por volver bronceado y tener un televisor que "no lo tiene cualquiera" (año 1987):



La publicidad de Puntomatic se basa más en los vecinos envidiosos. Una pareja se queda mirando el envase de Puntomatic que lleva una vecina y les fastidia que esta vecina se haya enterado antes que ellos de que hay envases de detergente para lavadora más pequeños que el que ellos compran ... (uno de los tipos de envidia más absurdos, pero a la vez reales....):



También el cupón de la Once quiso poner de protagonista en uno de sus anuncios a la envidia que tiene el vecindario (que para eso es un clásico de la vida real que los vecinos hablen y critiquen todo de los demás). En este, a la vecina que tenía un videoclub le tocó el cupón y las demás vecinas se sorprenden al verla con un abrigo de piel (tanto que hasta una de ellas se deja a la niña dentro del ascensor) y todas se enfadan porque "la del videoclub" es rica y a ver por qué ellas no (y les falta tiempo para ir a comprar un cupón):



Esta publicidad de Volkswagen tiene el argumento que daría un envidioso, empezando por "maldito coche" (anuncio de 1992):



En el anuncio del helado Pirulo, el que lo tomaba no pasaba calor porque este helado terminaba más tarde en acabarse a diferencia de los demás y dos chicos que toman los otros helados (en un principio se resisten a tomar Pirulo) aparte de hacer el tonto, pasan muchísimo calor y acaban tomando el Pirulo ...


(Fuente de los vídeos: You Tube)


sábado, 7 de noviembre de 2015

Los chicles de los personajes de la tele.


Muchos personajes de la tele han tenido su propia marca de chicles, vendida por un tiempo breve para aprovechar su momento de fama. Y los chicles debieron de ser las golosinas más vendidas porque no he visto en ningún kiosko chupa chups de Power Rangers, regalices de Bola de Dragón o gominolas de Espinete ... Recordaremos a estos personajes que vimos en las tiendas de dulces hace ya algún tiempo:

La serie de dibujos Dragones y Mazmorras tuvo un chicle que tenía unas pegatinas en 3 dimensiones:


Y en los kioskos vendían estas gafas tridimensionales para poder ver las pegatinas:



Ruperta, la famosa mascota del programa Un, Dos, Tres también tuvo su propio chicle, con unos cromos que eran con adivinanzas y otros que venían premiados por los que daban una goma de borrar de este personaje de la tele:


¡Hubo chicles del Equipo A!



El concurso El Juego de la Oca (que echaron por antena 3 en 1994-95) tuvo bastante repercusión mediática, la verdad. Daban cromos sobre este concurso en diferentes marcas comerciales y revistas, en las tómbolas había puestos con boletos que tenían impreso el logotipo de este programa, camisetas de la oca entre otros muchos más tipos de merchandising y además tuvo chicle con álbum de pegatinas (es de 1994):


Las muñecas más famosas también han tenido presencia en los kioskos. Como Barbie, que en 1995 tuvo un álbum de pegatinas de su chicle y al completar el álbum se conseguían premios:



Pero, todo hay que decirlo, este álbum de Barbie estuvo muy inspirado en el chicle y el álbum que tuvo la muñeca Chabel en 1989 (donde también se conseguían premios al reunir todas las pegatinas):


Una serie que también tuvo mucha repercusión a mediados de los 90 fue la de los Power Rangers y este es uno de los cromos que dieron con sus chicles:



Y una de las series de dibujos más recordadas de los 80 fue Belfy y Lillibit, que en 1983 vendió sus chicles (pero en vez de pegatinas venían con calcomanías):