Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

sábado, 18 de octubre de 2014

Anuncios que ya no se hacen.

Se hace curioso ver cómo ha ido variando la publicidad a través del tiempo, estos anuncios ya no se hacen por desaparición de sus marcas en algunos casos, por variar el estilo de hacer publicidad en otros o porque otros productos nuevos sustituyen a los que se anuncian.

En los años 80 aún no se sospechaba cuánto iba a llegar a globalizarse el uso de los teléfonos móviles y cuántas posibilidades iban a tener más allá de las llamadas telefónicas, y en este anuncio de 1987 ponían al teléfono para el coche como una oportunidad de convertir el vehículo en El coche fantástico (aprovechando el boom de esta serie):


En 1988 Sony presentaba como una novedad exclusiva el primer Video-Televisor personal, que acabaría pasando con más pena que gloria pero que en aquel momento parecía una genialidad:


Este es uno de esos anuncios que han pasado a la historia por el estilo de plantearse, actualmente este tipo de anuncios no ocupan una página de periódico ni le dan tanto bombo como antes: una marca sortea premios, a alguien le toca, lo entrevistan y sale en televisión y prensa. En este caso la desaparecida marca Starlux sorteaba 1 millón de pesetas y en el también desaparecido centro comercial Simago le tocó el premio a una cliente al comprar uno de sus productos (año 1974):



En 1976 otra marca desaparecida (Geyper) recibía un premio a la mejor imagen de marca tras hacer una encuesta a las amas de casa que afirmaban que sus hijos jugaban mejor con los juguetes que esta empresa fabricaba (otro estilo de anuncio que se ve muy del pasado, incluso en esas frases coloquiales que utiliza "miles y miles de niños lo pasan bomba", ahora se emplea un lenguaje más comercial y sobretodo el marketing sensorial):


Este anuncio de chicles Bang Bang tiene un estilo de la publicidad de los 80: jingle de fondo que trata de ser pegadizo con un tipo de música que también se utilizaba en los años 70 y situación "cómica" porque al chico del anuncio no le salen las cosas como esperaba:



(Fuente: You Tube)





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.