Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

viernes, 21 de octubre de 2016

Los famosos en la publicidad.


Estas son algunas de las muchas apariciones en publicidad que tuvieron distintos personajes famosos, seguro que al menos uno de estos anuncios lo recuerdas y otros te van a soprender:

Los actores José Riesgo (Julián de Barrio Sésamo) y Antonio Ferrandis aparecieron en un anuncio de Titanlux en el año 1989. El anuncio está en el minuto 4:41 de este vídeo:

                                                                        

Alaska también participó en publicidad promocionando el licor Bénédictine en 1985:

                                                                      (Fuente: ABC)

Constantino Romero anunciaba los coches y motos de la marca Feber con el eslógan "porque con los niños no se juega":


Los trajes de Emidio Tucci eran tan cómodos y flexibles que Carl Lewis podía entrenar con ellos (año 1989)

                                                                      (Fuente: ABC)

¿Sabías que doña Rogelia salió en un anuncio de Donuts? De esto han pasado ya 26 años


Pepa Flores anunció en los años 70 el champú Stilo


Y Carlos Lozano hizo una de sus primeras apariciones en televisión en el anuncio de Renault Supercinco en 1989

 
(Fuente de los vídeos: You Tube)


viernes, 14 de octubre de 2016

Marcas con nombres raros.


Hay ciertas marcas que si por algo han hecho historia es por la originalidad de sus nombres y no porque fueran precísamente comerciales, sino precísamente extraños y en algunos casos hasta ridículos. Estos son algunos de los antiguos nombres de marcas más insólitos que se han inventado:

No sé si le dedicaron el nombre a la serie V o si fue casualidad, pero en los años 80 hubo un gel llamado Uve. ¿Dejaría la piel de lagarto ...?


Los coches tampoco se libraron de tener nombres excéntricos, un ejemplo de eso fue Ford Corrida (con un sistema de apertura de puertas que recuerdan las astas del toro para más risa), aunque todo quedó en una propuesta de esta marca no llegando a ir a la cadena de producción. Es del año 1976:


Algo raro sonaba también el Citroën Tiburón:

                                                                  (Fuente: ABC)

Las marcas de detergente se esmeraron mucho con los nombres raros. Uno de los nombres raros que fueron más conocidos fue el del detergente Ese, la verdad decir "yo uso el detergente Ese", o "¿has comprado el detergente Ese?" se prestaba a muchas confusiones ¿cuál es "ese" detergente ...?

                                                                (Fuente: You Tube)

Otros que son desconocidos, pero con nombre extravagante, son el detergente Nuclear (vaya nombrecito...)

...o Lucha Automáticas (hay nombres que por sí solos llevan al fracaso)


Sí: existió una lejía llamada La Felicidad ¿para limpiar con optimismo?

Y una crema suavizante que tenía por nombre Peina Dócil

De nombres raros no se libraron ni los cuentos infantiles (y luego no se quería que los niños dijeran malas palabras...)





sábado, 8 de octubre de 2016

Recordando Chamburcy.


No hay mucho escrito de Chamburcy en internet, ni siquiera tiene artículo en Wikipedia, así que más o menos de lo poco que se puede decir de esta marca es que la sociedad francesa Chambourcy se incorporó a Nestlé en los años 70. La gama de productos lácteos refrigerados (postres, yogures ...) en un principio llevaban el nombre de Chamburcy, pero en 1996 pasaron a ser llamados Nestlé.

Pero volviendo al nombre con el que los nostálgicos lo recordamos, veamos aquel pasado de los yogures Chamburcy y algún que otro dato sobre la historia de esta marca.

Los yogures Sveltesse en un principio eran de la marca Chamburcy. Se empezaron a vender en 1975 y por aquel entonces se llamaban Svelta, eran la toda una novedad de aquella época, cuando ya estaban empezando a introducirse los productos light en el mercado. Los vendían de dos sabores: natural y pomelo

Y volviendo a los yogures Chamburcy, tal vez este sea su envase más antiguo, de los años 70:


 Posteriormente tenían estos envases:

 Envases que sirvieron para inventar el juego Bolaclac:



En 1981 algunos de sus productos se vendían envasados en vidrio:

Una imagen de los yogures Chamburcy en los años 80 junto con otros productos, como la desaparecida mantequilla que tuvo o los Petit Chamburcy (a la derecha de la imagen) que tampoco llegaron muy lejos:

A Chamburcy tampoco le fue bien con unas natillas que comercializó en los 80, eran bastante parecidas a las de otras marcas de la competencia y lo que no aporta novedad, no prospera


En 1989 nueva imagen:
Lo que durante los 80 se llamó "Flan de huevo y leche Chamburcy" ...

... en 1990 pasó a ser Flanby de Chamburcy (que ya era de huevo y también de vainilla):

                                                                (Fuente: You Tube)

En 1991 llegaron nuevas variedades como la Mousse de chocolate y frutas del bosque:

                                                                      (Fuente: ABC)

Este fue el envase de yogures Chamburcy en los 90:


Y en 1995, casi a punto de convertirse estos yogures en Yogures Nestlé, sacaron otro nuevo producto. Cada vez había más yogures para cuidarse por dentro y por fuera, con bífidus, etcétera, etcétera y había que nivelarse con esas novedades que tenía Danone y también llegó a tener Yoplait, así que crearon LC1, que fue el primer producto probiótico para reforzar las defensas (hoy llamado LC1 Nestlé):

                                                                      (Fuente: ABC)

Y no podían quedar fuera algunos de los regalos que hizo esta marca:



sábado, 1 de octubre de 2016

Golosinas del pasado.


Recordar muchas de las golosinas que tomamos en la infancia es demasiado complicado de resumir en una sola entrada del blog, pero en esta pongo algunas de las muchas que merecen un homenaje por formar parte de los muchos buenos momentos de nuestro pasado:

Hay tres chicles que durante los años 80 compitieron por ser el número 1: Boomer, Bang Bang y Cheiw. Eran las tres marcas más compradas de aquella época (aunque los chicles Dunkin tampoco tenían un mal lugar), todos tenían azúcar y los típicos sabores de menta, fresa. Cada uno de ellos tuvo sus sabores particulares, como el sabor chocolate de los chicles Bang Bang, el mítico sabor cola de Boomer o el sabor canela de Cheiw. Como en otras entradas del blog ya he hablado sobre Boomer y Bang Bang, ahora comentaré sobre el desaparecido chicle Cheiw.

Los tipos de Cheiw más conocidos fueron los de sabor fresa ácida (el preferido de la mayoría de quienes lo probaron), fresa, clorofila y menta


En 1980 Juan Pardo compuso el jingle de uno de sus anuncios y hasta llegó a ser grabado en vinilo (sí, esta década tenía ese tipo de fenómenos extraños)

Este chicle aproximadamente se vendió hasta los años 90, perdiendo por completo aquel lugar destacado que consiguió a partir de los años 70. Este fue uno de los envoltorios que tuvo a mediados de los 90, con el monigote del envoltorio como mascota (por así decirlo) que tuvo esta marca en su última etapa y que recuerdo que salía en los anuncios de Cheiw de aquella época:

Como curiosodad comento que Cheiw en los años 90 compitió con el chicle Kilométrico Boomer vendiendo otro chicle extra largo llamado Disco Cheiw (que una vez se metiera todo en la boca haría una enorme goma de mascar que casi no dejaría hacer globos)

Y para no perder tradiciones este tipo de nuevo y extra largo chicle tuvo un CD (algo más movidito que el de 1980, los tiempos cambian)



¿Te acuerdas de Pita Gol? El caramelo que también era silbato y dejaba la boca pegajosa del azúcar del caramelo después de estar una y otra vez soplando. Era perfecto para poner de los nervios a todo el que estaba a nuestro alrededor ...

Más que mítico es Peta Zetas, que si buscas su definición en la Wikipedia parece más una lección de química que la descripción de una golosina "es un caramelo carbonatado  (...) su característica más destacable se encuentra en la exposición de sus ingredientes al anhídrido carbónico que se queda atrapado en el caramelo" y bueno, poniéndonos más sencillos, decir que una vez tomábamos esa golosina daba un efecto de efervescencia parecido a una aspirina y un pica pica, pero con sabor a fresa. Para hacer más amena la clase de química en el instituto nos podían haber dejado hacer algún trabajo con los Peta Zetas ...
Estos también se anunciaban conjuntamente con otra golosina llamada Magic Gum de la que poco se sabe (ni le valió la publicidad conjunta con una de las golosinas estrella de los 80)


También se promocionaron en cómics, era un tipo de publicidad usado bastante por ese entonces que también utilizaron marcas como Quesilete, Nesquik, etc:

Los caramelos Drácula (o Vampiros, nombre actual), que todos sabemos que su principal cualidad era dejarnos la lengua roja y luego ir enseñando la lengua a los demás para supuestamente asustarlos. Tenía un sabor a fresa muy dulzón que recuerdo muy bien. Todavía se venden pero ahora son más orientados a la fiesta de Halloween que para consumo del día a día...

 Estas cortezas de Matutano llamadas Chipinas son toda una rareza, son de 1983, eran flores de patata (sí, así como se describe en el envase) y no tenía ni idea de que existieron, es una de las sorpresas que me encunetro buscando por internet. La verdad que queda un poco raro y hasta ridículo decir "estoy tomando flores de patata", esa descripción poco animaba a comprar el snack ...


Y los pastelitos Bucaneros se anunciaban siempre junto a Bony y Tigretón. Bony y Tigretón siguieron (bueno, volvieron), pero estos bizcochos rellenos de crema parece que no han logrado continuar aunque hace unos 4 años se pusieron de nuevo a la venta. Ahora los pastelitos Bony además de estar rellenos de mermelada de fresa, también llevan crema en homenaje al recordado Bucanero