Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

sábado, 25 de julio de 2015

Los productos que se adaptan al verano.

En verano se apetecen helados, granizadas, bebidas fresquitas y un tipo de alimentos diferentes a los del invierno (aunque alguna vez nos hayamos visto obligados a tomar sopa caliente con casi 40 grados en la calle).
Algunos productos han dejado de venderse durante el verano para evitar que las altas temperaturas los estropeen (como el famoso caso de Ferrero Rocher, que en septiembre siempre anunciaba su vuelta a los supermercados porque había pasado el calor) y otras marcas han introducido algunos cambios para adaptar sus productos y así no tener una bajada de ventas porque no son demasiado apetecibles en esta época del año, aquí hay algunos ejemplos:

 Nescafé, durante varios veranos de finales de los años 70 y principios de los 80 hizo campañas publicitarias para poner como opción hacer refrescos de café (no sea que el café caliente se sustituya por granizadas o cualquier bebida que no achicharre ni dé más calor que el que ya hace en la calle). Este anuncio es de 1979:


Pero no siempre al café frío le va bien, como pasó con Schweppes Sienna, la bebida de café helado que sacó la marca Schweppes en el verano de 1995 y que fracasó:

(Fuente: ABC)

Cola Cao tampoco quiso perder clientela y con este anuncio sugirió a las madres que prepararan un Cola Cao frío para que les diera energía a sus hijos después de estar nadando en la piscina:


(Fuente: You Tube)

Una nueva opción dio la marca La Lechera con su leche condensada, con la que propuso hacer unos batidos para combatir el calor (y además incluyó varias recetas). Esta publicidad es del año 1980:


El Petit Suisse Helado también formó parte del verano haciendo que este yogur se pudiera tomar también como un helado, regalando para eso unos palitos "mágicos". Para que el Petit Suisse se "convirtiera" en helado había que ponerlo en el congelador un mínimo de cinco horas, después pasarlo por agua tibia, quitar la tapa y esperar unos segundos antes de sacarlo del envase:



Y para terminar de aprovechar estos palitos, dio varias opciones para hacer diferentes formas con ellos:


Nesquik, en vez de proponer tomárselo frío, sacó polos helados para el verano a mediados de los años 90. Aparecen señalados en este cartel de helados Camy:





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.