Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

sábado, 13 de febrero de 2016

Marcas que cambiaron de nombre.

Hay marcas que con el tiempo han ido cambiando sus nombres, algunas por empezar a formar parte de nuevas empresas, otras por mejorar su imagen comercial y otras por motivos de pronunciación (ya se verá en algún que otro caso que sale por aquí). Estos son ejemplos de varias de las diferentes marcas que han pasado a llamarse de formas distintas:

Poco conocido es que el champú Pantene empezó llamándose Panten. Hay muchas marcas que en un principio adaptaron su nombre al modo como se pronunciaba (como en este caso) y después volvieron al nombre original:



Otro caso poco conocido de antiguo nombre es Duracell, que en un principio se llamó Mallory Battery hasta que en los años 70 decidieron ponerle el nombre actual. Antes se llamaba Mallory Battery por el apellido del fundador de esta empresa y se decidió cambiar a llamarse Duracell para resaltar la característica de la larga duración de estas pilas:



Los hoy Helados Nestlé tuvieron en el pasado dos nombres: empezaron siendo primero los helados Camay y más o menos a partir de 1964 pasaron a ser los helados Camy:



Los champús y cremas de Elséve de L´Oréal se llaman ahora Elvive:



Los cereales Chocapic, a partir de 1991 estrenaron este nombre y su mascota Pico, pero antes no tenían mascota y se llamaban Chocopic. Como ese primer nombre no dio demasiado a conocer estos cereales, el cambio de nombre y la nueva mascota sirvió para diferenciarse más y conseguir ser uno de los tipos de cereales más anunciados y vendidos:



Y con la marca Chambourcy pasó algo parecido a Pantene: primero fueron Chamburcy (el modo de pronunciarse su nombre original) y luego ya en los años 90 fueron Chambourcy:




2 comentarios:

  1. Chambourcy, cada día para ti....España país de poetas...jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto!Jajaja. Hay muchas frases de ese tipo en publicidad antigua, como también "Revilla, un sabor que maravilla" o "de El Caserío me fío", buscaban frases con rimas para hacer más pegadizo el eslógan y que se retuviera mejor, se hace muy curioso verlos de nuevo años después.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.